queVer

Marmolejo no es solo un pueblo de paso en el camino de Madrid a Sevilla, es algo más. Situado en la campiña
norte de Jaén, a las faldas de Sierra Morena y bañado por el rio Guadalquivir, ofrece al visitante una experiencia única donde se puede disfrutar de su gastronomía de sierra y de campiña, y de la tranquilidad e infinidad de cosas que ofrecen estas tierras.

MONUMENTOS Y LUGARES DE INTERÉS

 

Paseo de la libertad:

Lugar idóneo para el paseo, entre la vegetación que nos podemos encontrar destacar los plataneros, sauces, moreras, tuyas, palmeras, rosales y zonas verdes.


 

Iglesia de Nuestra Señora de la Paz:

Los orígenes de esta iglesia se remontan al siglo XIV. En los siglos XV y XVI se remodeló, añadiendose el crucero y en el XVIII las dos portadas.


 

Ayuntamiento

Construido en 1929 y con varias remodelaciones. Con dos plantas, en la primera con dependencias de oficinas administrativas y la segunda que acoge oficinas administrativas, alcaldía, secretaría y salón de plenos.


 

Museo de arte contemporáneo de Mayte Spínola

El Museo de Arte Contemporáneo Mayte Spínola de Marmolejo se creó en el año 2004 con una donación de los artistas pertenecientes al Grupo pro Arte y Cultura, que lidera Spínola, en la inauguración estuvieron presentes los duques de Lugo, doña Ana de Orleáns y Carmen Thyssen-Bornemisza, entre otras.

La baronesa Thyssen regaló por vez primera un cuadro suyo. Spínola dice que “es una pintora notable”.

El patronato de este museo cuenta con los nombres de Gonzalo Anes, director de la Real Academia de la Historia, la historiadora Carmen Iglesias y la empresaria Alicia Koplovitz.


Ermita de Jesús:

Fue refaccionada en el año 1887 a cargo de los Condes de Villaverde la Alta. Es la única Ermita que se mantiene en la localidad de las múltiples que existieron, según el historiador del siglo XVII Terrones Robles. Sufrió varios saqueos durante la guerra civil quedando únicamente bajo la espadaña, una lápida de mármol con una inscripción. Aquí se venera la imagen en madera de Jesús Nazareno, siendo el templo de salida y llegada de la mayoría de las cofradías que procesionan en Semana Santa en la localidad.


 

Puente de San Bartolomé (Puente Renacentista):

Aunque este puente tiene partes romanas, es principalmente renacentista, figurando su año de construcción entre 1550 y 1587. Está compuesto por siete arcos de medio punto, que desarrollan bóvedas de medio cañón, apeados en pilas reforzadas por tajamares semicilíndricos con remates cónicos.